Entrevistamos a Lara Marín, directora de Estructuración Global de BBVA Asset Management. Lara es la responsable del equipo que desarrolla los fondos garantizados en la gestora. En esta ocasión, le hemos pedido que nos hable de los fondos garantizados de renta variable, un producto que puede aprovechar el potencial de la Bolsa, pero que limita los riesgos para el partícipe.  

P.Lara cuéntanos, ¿cuáles son las características de un fondo garantizado de renta variable?

R. Es un fondo con un objetivo concreto de rentabilidad a un determinada plazo, en el que se garantiza la preservación del capital inicial invertido o un porcentaje del mismo, por ejemplo un 90%, más la posibilidad de obtener una rentabilidad adicional ligada a la evolución de los subyacentes seleccionados (índices de renta variable, acciones, divisas, materias primas…) y a una fórmula de cálculo concreta para obtener dicha rentabilidad; por ejemplo la participación en un porcentaje de la revalorización, pago de cupones condicionados…

Lara Marín, directora de Estructuración Global de BBVA Asset ManagementP. ¿Qué ventajas tienen estos fondos?

R. La ventaja principal es que el riesgo del fondo está definido. El inversor tiene acotada la peor rentabilidad que puede obtener. Además, es posible ligar la rentabilidad a un amplísimo abanico de subyacentes, incluso aquellos en los que una inversión en directo puede no ser accesible para el inversor local.

P. ¿Son fondos que solo se comportan bien cuando suben las Bolsas?

R. La fórmula que define el pago a recibir en función del comportamiento del subyacente seleccionado se establece para intentar sacar ventaja de todo tipo de expectativas en relación al subyacente seleccionado. No tiene por qué asociarse solo a un mercado continuamente alcista, hay pagos que sacan ventaja de mercados moderadamente alcistas, mercados en rango, con subidas iniciales y posteriores caídas…

P. Los fondos garantizados están pensados para un periodo que suele rondar entre dos y cuatro años. ¿Eso significa que debo estar invertido en el fondo ese periodo sin poder salir?

R. Aunque son fondos diseñados para que el inversor permanezca en el producto hasta el final del horizonte establecido que es, además, cuando aplican las garantías de rentabilidad, se puede reembolsar la inversión con anterioridad. Nuestros fondos garantizados de renta variable suelen ofrecer ventanas de liquidez periódicas en las que es posible reembolsar a precios de mercado sin pagar comisión por reembolso.

P. ¿A qué perfil de inversor/ahorrador se ajusta mejor este tipo de fondos?

R. En general a inversores conservadores que quieren tener acotadas las posibles pérdidas de su inversión. Dicho esto, en determinados momentos pueden cubrir las necesidades de todo tipo de inversores, gracias a sus características:

  • Parte del capital inicial puede ponerse en riesgo.
  • Permiten acceder a pagos ligados a subyacentes en los que resulta más difícil o caro invertir en directo.
  • Son una forma más segura de acceder a mercados más desconocidos para el inversor o con un nivel de riesgo superior
  • Permiten obtener rentabilidades de mercados sin una dirección alcista clara.

P. ¿Crees que es buen momento ahora para los fondos garantizados de renta variable?

R. Es uno de los mejores momentos de los últimos años. Estamos en niveles muy atractivos para entrar en renta variable, aunque por otra parte existe una elevada volatilidad e incertidumbre, ya que en caso de materializarse los escenarios más negativos que se barajan, es cierto que todavía se registrarían caídas adicionales de las bolsas. Esta combinación de circunstancias hace muy interesante optar por invertir en bolsa con protección de capital (ya sea total o parcial). Adicionalmente, la rentabilidad de los activos de renta fija nos permite realizar un gasto superior en la compra de opciones, lo que se traduce en productos con una rentabilidad potencial superior (mayor participación en la revalorización, cupones condicionados más elevados…)

Muchas gracias, Lara.