El pasado mes de Marzo BBVA Asset Management lanzó el fondo  BBVA Bonos Patrimonio V,  el quinto de la saga que consolida el éxito de los cuarto fondos anteriores y se posiciona como la solución de inversión idónea para aquellos inversores que buscan un rentabilidad a vencimiento.

El diseño de producto pasa por la construcción de una cartera compuesta en su mayoría por deuda pública española (gobiernos y crédito)  y activos de similar calidad crediticia.

La cartera de estos fondos se construye para alcanzar dicho objetivo, con la misma metodología que utilizamos en nuestros fondos garantizados. La diferencia entre ambos está en el coste de la garantía. Al suprimir este concepto, la rentabilidad para el partícipe a un mismo plazo puede ser superior.

Para la elección del plazo de cada fondo se tiene en cuenta el nivel de tipos de interés a los diferentes plazos en el momento de la compra de cartera, tratando siempre de maximizar la rentabilidad de la cartera para el plazo seleccionado. En momentos en que existe una gran pendiente, es decir que las rentabilidades a más largo plazo son mayores que las rentabilidades a corto plazo, se opta por alargar el vencimiento del fondo tratando siempre de maximizar la inversión de nuestros clientes. No obstante,  en periodos en los que las rentabilidades no se diferencian sustancialmente por el plazo o las rentabilidades a corto plazo son suficientemente atractivas, elegiremos plazos menores para estos fondos, siempre construyendo una gama que de acceso a los distintos tramos de curva.

La gestión y el control de riesgos los fondos Patrimonio se llevan a cabo por el mismo equipo que los fondos garantizados BBVA, por lo que todas las decisiones y criterios de selección de activos son los mismos. Esta gestión está avalada por el éxito y la confianza de un equipo gestor con experiencia y que han sido capaces de convertir a BBVA en líder en la categoría de fondos garantizados en el mercado Español.

BBVA
Mar Matilla
Innovation & Product Management